free hit counters
30
May

Relato gay chileno: Sexo al aire libre

Hola, tengo 22 años y cada vez que voy de vacaciones voy a acampar a diferentes lugares. El año pasado fui a x lugar del sur y me quede a acampar en un bosque como todos los años. En ese bosque vi 3 carpas más pero todas estaban en diferentes partes del bosque. Un día me tope con un tipo de mi edad que andaba solo al igual que yo. Nos hicimos tan amigos que corrimos las carpas y las juntamos. Hablábamos de todo y recorríamos el bosque juntos. Me quede por 3 semanas en el bosque y con él llevaba 2 semanas y ya sabía su vida entera. Una vez en la noche sentimos un ruido feo que nos asusto un poco y él me dijo que si se podía quedar conmigo en mi carpa y yo le dije que si. Eran las 4 de la mañana y no nos podíamos quedar dormidos. En todo ese rato conversamos de la vida y salió un tema a lo que me dio indice de que el era bisexual al igual que yo. La conversación se hizo cada vez más hot y el miedo desaparecía. Yo le dijo: ¿Te gustaría conocer el suelo más de cerca? y el me dice: ¿Como es eso? y le dije: Ven, acércate y date vuelta. A lo que él se acerco y se dio la vuelta, le comencé a bajar los pantalones, los bóxer y con mis dos manos le toque su culito perfecto, era bien redondito y paradito. Lo apretada y soltaba, poco a poco le iba metiendo los deditos dentro de su culito y le dije que se preparara para lo que viene, lo agarre del culo y lo comencé a follar despacio, cada vez iba más y más rápido. Y le dije: Ahora conociste el suelo más de cerca. Me dice que no pare, que quería seguir contemplando el suelo de cerca. Estuve varios minutos follando sin parar y cada vez estaba más caliente que no pretendía parar ni por un minuto. Sentía mi pene arder de pasión, sentía como que su culo se iba a trabar mi pene y eso me calentaba y trataba de hacerlo más fuerte y rápido. Al rato de terminar vi que su culito estaba muy rojo. Lo deje estirado de guata al piso y me subí encima de él, dejando mi pene dentro de su culo. Nos quedamos así por bastante tiempo, nos pusimos a hablar de cosas cochinas en esa posición. Después de conversar un rato, lo volvimos a hacer y penetre como si nunca volviese a penetrar un culito tan rico, esta vez termine acabando en su culito. Me quedaba una semana para irme y después de ese día lo hicimos todos los otros días restantes. Me dijo que lo había disfrutado harto al igual que yo. Fue tan rica esa experiencia que ahora prometimos juntarnos otra vez pero no he tenido tiempo para hacerlo. Admito que extraño ese culito, tengo unas ganas de follarmelo de nuevo. Bueno esa fue mi historia espero que le haya gustado. Comenten.

Recomendados:

Deja un comentario muy caliente

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.


El contenido de los videos y fotos no es responsabilidad de Gaysenchile.com sino de los usuarios que aqui los presentan. Entrada prohibida a menores de edad, si eres menor te pedimos que abandones la pagina y si es Ud padre informese.