free hit counters
27
Jul

Relato gay chileno: El taxista

No recuerdo muy bien en que fecha fue lo que me sucedio, pero si recuerdo los acontecimientos.
Creo que fue en la primavera del año pasado, una noche entre que nublado y un poco de frio, salí de mi casa a comprar-como siempre lo hacía- chocolates a un ciber que queda relativamente cerca.
Compré los chocolates, esos con relleno de licor y salí comiendo…no quise irme directo a mi casa y rodee la calle como a dos cuadras; eran las 2 am aproximado, debío ser un día entre lunes y jueves porque no andaba nadie por las calles del sector (Lastarria).
Cuando estoy por llegar a mi casa, un taxi pasa y el chofer me hace cambio de luces, yo le digo no gracias, con la mano.
y sigue su camino.
Decidí dar una vuelta más a la cuadra antes de entrar a mi casa, cuando el mismo taxi aparece por la otra calle, esta vez el chofer para y me dice-te llevo-
Lo miré bien, habrá tenido 27 años, un poco de barba, ojos claros, no se que color exactamente, blanco, se notaba que se preocupaba de su apariencia porque estaba bien peinado la ropa muy ordenada.
-pero si vivo a una cuadra, le respondí.
-súbete, igual damos una vuelta.
Entre que se me subia como una sensacion extraña por la garganta (asumo que era la calentura de la situación) y el miedo a hacer algo que nunca habia hecho (subirme al auto de un desconocido) me subí.

El tipo era muy guapo, visto de cerca.
-Que haces tan tarde? me pregunta, enfilando hacia el parque forestal.
-Nada, salí a comprar chocolates y ya me iba a dormir
-Pero así nada más? te vas a ir a dormir solo?
-Por que? tienes alguna idea?
-Te gusta mamar maricón?me pregunta, agarrándose el bulto.
Ahí saqué lo puto y caliente que tengo y le respondí si, pero me gusta que me obliguen.
No me dí ni cuenta cuando cruzamos el forestal y se metió por una de esas calles de recoleta, frente a unas casas grandes y que parecía no había nadie.
Ya se había abierto el pantalon, manejando, mostrando el miembro marcado en el calzoncillo, se veia grande y grueso (en mi cabeza entre la calentura de la situación, lo que me dijo el taxista y los chocolates como que no medí tiempo, ni lugar)
Apenas se detuvo me abalancé sobre su miembro, lamí ese calzoncillo hasta dejarlo mojado, se veia q iba a explotar esa verga encerrada ahi…
-Cómetelo maricon, no queriai pico? cómetelo
me agarro de la cabeza y con un movimiento se bajo el calzoncillo y era tremendo, habrán sido fácil 21 cm, pero de verdad, esos que cuando los mamas sientes que te van a sacar todo de la garganta, que lloras desde el segundo uno que comienzas a mamarlo.
-Esoo puto, cómetelo, comete los cocos tambien, eso, te gusta que te lo metan tambien? dijo
-Me encanta sentirlo duro en el culo, le respondí
Creo que eso que le dije fue lo que lo llevo a con sus manos bajarme el buzo y meterme mano, se escupió cual flaite en las mejores fantasias, lo echo en los dedos y los llevó a mi culo
tenia experiencia porque con la misma mano abrió los cachetes y con un dedo lubricó la entrada de mi culo.
Mientras yo seguía mamando como si el mundo se acabara esa noche.
No medimos que estábamos en una calle, cuando aparecen a lo lejos luces de colores
-los pacos, dijo.
Como pude me subi el pantalon, y el se subió el de el
-Vamos a otro lado?
-mi casa está cerca, le dije
-No, vamos a otro lado.
-Ok, no muy lejos si.
Mientras manejaba yo iba con mi mano en su pico, lo pajeaba para que no se le bajase, era un espectáculo ver ese pico grande y grueso, venoso, iluminarse con las luces del alumbrado publico…
Aparecimos cerca del hotel Sheraton
(si, la calentura nos llevó pa allá arriba, en las faldas del San Cristobal)
-Me bajo y me sigues?
-Si, le dije.
Se bajó y enfiló hacia el cerro caminando, por un camino que da una especie de bosque, no había nadie, ni un auto, nada, solo las luces de la ciudad.
Se puso bajo un árbol, se baja los pantalones y me dice, ven maricon, ven a comerte este pico.
Que me dijeron, me arrodillé y seguí mamando pero ahora era con sonidos, con quejidos, así bien puto.
-dame tu culo, me dice
Me di vuelta y me puse en 4 apoyado en el árbol
Me abrio los cachetes con sus manos y comenzó a lamer el culo de una forma que aun recuerdo y me dan escalofríos.
-Mmm…si, meteme la lengua, le decía, violame el hoyo weon.
Recordé que me quedaba un chocolate en el bolsillo, como pude lo saqué lo abrí y con la mano me lo comencé a pasar por el culo, como estaba húmedo y tibio, no tardo en comenzar a derretirse así que con una presión lo metí para dentro de mi culo.
El taxista con lo que hice quedó loco
-Bien putita saliste maricon, queris que te lo saque con la lengua? queris que te coma el ollo?
A esas alturas el weon me tenia loco, tenia tremendo pico, comia el culo como los dioses y más aun…comenzó a besarme los labios con chocolate y licor.
-Si, le dije comeme entero.
Se saco el pantalon y me hizo hacer lo mismo, quedamos de la cintura pa abajo en pelotas.
bajé nuevamente a su pico estaba lubricado entero, el precum se sentía glorioso en mi boca…
-Date vuelta que te lo voy a meter, lo querís?
-Si, dámelo todo
Me di vuelta y comenzó a puntearme, de a poco, sentía ese trozo de carne dura golpear en mi culo, se quedó quieto y comenzó a empujar, sentía como poco a poco entraba, como mi culo iba cediendo ante tremenda verga.
Ya había entrado la cabeza, cuando me da un empujón con todo
sentí todo esos 21 cm entrar de golpe, ese dolor agudo que solo a los que se lo han metido en mala alguna vez, sentí.
Pero era tal la calentura, la situación que entre el dolor y todo comencé a gemir…me mordío el cuello y me inmovilizó me abrazó sobre los brazos y con su cuerpo siguío dando empellones hacia el mio…
-Uff…así, culeame fuerte, que ricooo, dame más
-Asi te gusta putita? te gusta sentir el pico en el culo? gozalo maricón, viólame el pico maricón.

Estuvimos así unos 15 minutos, entre que lo sacaba y lo metía de golpe, entre que me decia weas sucias y me besaba, cuando me dice -Donde querí que te lo eche
(Mi instinto me dijo, adentro que te llene el culo con su leche)
Pero no, le dije dámelo en la boca, lo sacó justo, me arrodillo y comenzó a dar gritos de placer…
-Recibelo, cometelo asiii…uffff cometelo todo
Su leche corria por la comisura de mis labios sentí todo el sabor de ese hombre que me folló tan rico, me mira, me da la vuelta y lo vuelve a meter agarra mi cabeza la gira y me besa, saboreando su semen y yo sintiendo aun su mete saca en mi culo
acabé, chorros de semen quedaron en ese árbol mientras tenia estertores de placer al sentirme penetrado seguían por todo mi cuerpo.
No nos habíamos percatado, pero estaba garugando, eran las 3 de la mañana y estaba garugando, caía agua.

-De lo que pasó después…bueno, eso da para otra historia.
Espero les haya gustado, si se calentaron, cumplí mi misión esta noche.

Recomendados:

4 Comentarios calientes a “Relato gay chileno: El taxista”

  1. 1
    Feli comenta:

    Muy bueno tu relatos, me estoy corriendola tremenda paja jaja.

    Sigue publicando lo que pasó después!

  2. 2
    Culito comenta:

    Tengo lugar para mañna temprano super temprano verstil bien puto llamenme +56998619455

  3. 3
    Rod comenta:

    Me di la tremenda paja con el relato weon.
    Cuenta más que paso despues

  4. 4
    Vito69 comenta:

    La cagó le dediqué una muy buena paja Saludos…

Deja un comentario muy caliente

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.


El contenido de los videos y fotos no es responsabilidad de Gaysenchile.com sino de los usuarios que aqui los presentan. Entrada prohibida a menores de edad, si eres menor te pedimos que abandones la pagina y si es Ud padre informese.