free hit counters
14
Oct

Relato gay: El masaje

Hola amigos, esto sucedió hace unos años, la verdad es que vivo cerca de Santiago, soy asiduo a las paginas eróticas y también a los relatos, un dia leyendo un relato gay, me picó el bichito de como seria un masaje con un hombre. Así es que comencé a buscar en los clasificados y encontré un aviso de masaje hombre a hombre, pedi cita en menos de 2 horas me encontraba en el lugar acordado, con mucho nervio sin saber hasta donde podía llegar mi curiosidad y aventura.
Le conté al masajista que era mi primera vez, que no había tenido otros contactos con hombres y a eso se debía mi nerviosismo. El era un chico moreno de 1,70 lindos ojos y muy simpático, me recosté en la camilla y comenzó sus masajes por el cuello, luego los hombros y brazos, la verdad que mo nerviosismo no me permitía relajarme ni centrarme en el masaje, habían pasado pasado unos minutos y se encontraba en mi espalda, pasando luego a mis piernas, cuando comenzó a masajear mis muslos, y a medida que subía acercándose a mi entrepierna comencé a excitarme, cerraba los ojos, él pasaba sus manos por mis nalgas, bajaba a mi entrepierna rozaba mis testículos, de vez en cuando deslizaba en forma disimulada unos de sus dedos por mi ano, pienso yo, que era para saber como reaccionaba, a esa altura yo me encontraba en las nubes, el nerviosismo se había ido por arte de magia, y solo sentía placer. El se encontraba con una bata y bajo ella unos bóxer, mientras continuaba dándome placer en las nalgas y entrepierna, poco a poco con sus manos acomodaba mis testículos y pene. Llegó el momento de darme vuelta y con la minitoalla no podía ocultar mi erección, continuó su trabajo en el pecho , l cintura, y llegó nuevamente al epicentro de mi cuerpo, yo me encontraba con los ojos cerrados, pero cuando pasaba por el lado con mi brazo sentía su pene erecto, mientras me masajeaba, yo no hacia nada, comenzó a masajear mi entrepierna, cada pasaba con sus manos con aceite provocaban un pequeño gemido de mi parte, hasta que tomo mi pene y comenzó a acariciarlo desde su tronco, hasta llegar al glande, en ese momento ya jugaba con mi brazo en su pene, continuó con su masaje y de un momento a otro tenia mi pene en su boca y yo el suyo en mi mano, se subió a la camilla me puso mas aceite en el cuerpo y se deslizaba por todo mi cuerpo, eran nuevas sensaciones para mi, me voltee en la camilla y comenzó también a deslizarse por mi espalda, sentía su pene entre mis nalgas, como se deslizaba, me gustaba esa sensación, nos masturbamos mutuamente ya había pasado mas de una hora, acabé en su boca, él acabó en mis manos fueron momentos placenteros, salí de mi duday fui su cliente por un tiempo más, pero esas experiencias van para otro relato.
A pasado mucho tiempo y quiero repetir la experiencia, lamentablemente el ya no esta en la ciudad.

Recomendados:

2 Comentarios calientes a “Relato gay: El masaje”

  1. 1
    Alexis comenta:

    Que fome la historia

  2. 2
    Jlukas comenta:

    Rico

Deja un comentario muy caliente

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.


El contenido de los videos y fotos no es responsabilidad de Gaysenchile.com sino de los usuarios que aqui los presentan. Entrada prohibida a menores de edad, si eres menor te pedimos que abandones la pagina y si es Ud padre informese.